La Pintura ha muerto

VIII



“La pintura ha muerto” le decían a un amigo mío en una facultad de Bellas Artes en Francia. Es la famosa frase—plantilla de Nietzche (donde ponga Dios poner x). Es curioso comprobar que siempre que el hombre, a lo largo de la Historia, se sienta en el trono de Dios, en lugar de otorgar vida se dedica a dar muerte. ”La pintura ha muerto” le decían mientras él, mi amigo, se costeaba los estudios con la venta de sus cuadros. De nuevo, la Teoría se desmarca de la Realidad en caminos divergentes. La pintura nunca ha muerto, ni morirá: es inmortal ¿no lo veis? La pintura no morirá mientras haya gente que haga graffitis y dibuje con el dedo en la arena de la playa. Mientras haya paredes habrá graffitis y mientras haya arena en las playas habrá dibujos; mientras haya vaho en los cristales y exista el barro fresco... Mientras veas figuras en los desconchones de las paredes o en las baldosas del suelo de tu casa.
Volví a retomar la pintura gracias a los ánimos de mis padres y al remordimiento de conciencia que me daba ver el maletín de pintura sin apenas usar. Si eres de familia numerosa ese tipo de caprichos no se concibe. Y me puse a pintar paisajes en pequeños formatos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El examen de ingreso

El primer desencanto con los concursos

Casi sin darme cuenta